ROCKANGULAR



José Navarro (vocalista)
Juan Antonio Anillo (guitarra solista)
Antonio Ávila (flauta, saxo, percusión y coros)
Paco Fernández (teclados y coros)
F.J. Chacón (bajo)
José Antonio Ferrer Vergara (Ferre) (batería)

"Empezamos haciendo versiones de Phil Keaggy y Second Chapter of Acts, cantadas en español, y ensayando en el local de José Ignacio Béjar (flauta), miembro del grupo en nuestros comienzos. Nuestro primer concierto fue en la explanada frente a nuestro local, un 25 de Diciembre de 1983. Por supuesto, casi todos los presentes eran l@s herman@s y sus familiares, que nos aplaudieron bastante. Para tod@s fue una extraña experiencia un grupo de rock. No tod@s lo tenían claro. Nosotr@s, por nuestra parte, sí: nos inflábamos de orarle al Señor para que ungiera nuestras canciones.

Después tocamos en algunos colegios de monjas (¡Sí!), en un colegio de niños pequeños (¡¡!!), y en una discoteca donde compartimos cartel con Brighton64, un grupo mod (¡!)

Ya teníamos temas propios, muy elaborados y de calidad, en una línea de rock sinfónico con algunos momentos de distorsión.

Entonces nos "fichó" el productor de música cristiana Luis Alfredo, de Producciones de la Raíz. De nuestro bolsillo cada uno se pagó un viaje a unos estudios en Barcelona donde él pagó que grabáramos el cassette "Rockangular", ensayando y siendo hospedados antes en la iglesia de Tarragona con los maravillosos hermanos músicos del grupo de Jazz Rock "Metamorfosis". De allí, hicimos el fichaje del teclas Jaume Montcusí, que añadió a la grabación barcelonesa unos pianos lindos.
El sueño de poder vivir de la música cristiana se estaba desintegrando.
En 1984 fuímos a Sevilla, y a Valencia. Allí hicimos muy buenas amistades con un grupo de jóvenes católicos, que nos hospedaron para el concierto que dimos allí en la Facultad de Teología, y en un pueblecito llamado Follos.
Nos invitaron de la Iglesia Evangélica de Madrid a un seminario internacional sobre música cristiana que se celebró en la residencia de los jesuítas en El Escorial. Asistimos Juan Antonio Anillo y un servidor, y estuvo muy interesante, sobre todo las opiniones a favor del rock porque procedía del Godspell evangélico. Allí conocimos a Adolfo Ribero, un guitarrista acústico que se había diseñado la "Guitarpa", una guitarra con varios mástiles y cuerdas resonantes, y a Javier Moradillo, un mimo bastante bueno.
Un año después Luis Alfredo nos incluyó en el cartel del Quinto Seminario Musical de Artistas Cristianos de Europa (Fifth Christian Artist Europe Music Seminar) que se celebró en Le Bron, Holanda, en agosto de 1985. Para nosotros fueron todo un pelotazo los conciertos, talleres y amistades que hicimos, mezclados entre tantísimos hermanos músicos de todo el mundo...".
"Creo que el grupo llegó a ser en sus mejores momentos una auténtica banda de Rock ...Cristiano ... el problema empezó cuando algunos de sus miembros comenzaron a creer que Jesucristo era más bien "un dios", algo parecido a Gandhi o Mahoma, y sobre todo, comenzaron a no creer en Satanás. Para mi, Jesucristo era, es y siempre será Dios, quien venció a Satanás en la cruz.
Dejé el grupo porque empezaba a darme cuenta de que algunos miembros querían tocar sólo para su propio placer, no por amor a las personas ni transmitirles el amor de Dios a través de nuestras canciones."
  • DATOS YOU TUBE VIDEO DE ROCKANGULAR HEROES DE LA GERRA

No hay comentarios:

Publicar un comentario