OCEANS



 Somos cuatro individuos de entre 20 y 26 años, que comparten una pasión, el rock, el de verdad. Influenciados por ideas geniales de grandes músicos de la talla de Jimmy Page, Eddie Vedder, Glen Hughes, Mark Farner o Stan Webb, intentamos poner nuestro pequeño grano de arena en una escena musical plagada de fraudes. Amamos la música con nuestro especial narcisismo talibán, esa música que no tiene como fin estar en un escenario para ponerte por encima de los demás y decir soy diferente, la música como música, como fin en sí misma. La intención es lo que cuenta. Disfrutamos componiendo y tocando e intentamos llevar lo que hacemos a todo a aquel que se pare a escucharlo. Bajo las ruedas de nuestra furgoneta han pasado pocos kilómetros aún como para apreciar el viaje, pero poco a poco, de la mano de la autocrítica, nos vemos mejor que antes de empezar y demasiado jóvenes como para dejar de avanzar. Detestamos los pedales (los digitales, claro), las corbatas de Reservoir Dogs, los agradecimientos de MySpace de gente que ni siquiera ha escuchado tu música, los bares en los que no nos dan barra libre, a los que dicen que suenan como "ellos mismos" (eso mismo dice Melendi, música pura ¿no?), a los rojillos que se compran Vans, a los que dicen: "por esa época ya hemos pasado nosotros", a los fans de Chet Backer que no saben si está vivo o no, a los fans de Deep Purple que no han escuchado el Book of Taliesyn, a los que dicen que Dylan les aburre y no saben hablar inglés, a los raperos que sólo saben hacer rimas con su propio nombre, a los promotores del buenrollismo entre grupos, a los que son malos y no lo saben, a los que cuando les dices lo malos que son le echan la culpa a tu carné de la universidad, a los que les gusta todo, a los que odian todo, a los que dicen saber que es "todo", a los que llevan camisetas de los Ramones y no se saben el nombre de los componentes (¡joder, qué está en la camiseta!), a los que piensan que las bermudas no son "rock", a los que dicen folk como si no hubiera más folklore que el americano, a los que "improvisan" solos que no son improvisados y los llaman encima improvisaciones, a los que dicen que no existe una definición exacta de música, que hasta el ulular del viento es música, sí claro y el Reggetón también ¡y una mierda!... en fin, detestamos muchas cosas, quizá por eso nos llaman "grunge", nosotros preferimos llamarlo grunfer, algo un poquito más positivo, pero sin olvidar las palabras de John Rambo, "A LA MIERDA EL MUNDO". P.D.: yo también detesto a los que no diferencian el infinitivo del imperativo, pero no sé si el resto del grupo se adhiere a este sentimiento. .. .. Paz y amor, Carlos. .. .. .. .. .. .. .. .. ..




DATOS MY SPACE  OCEANS
http://www.myspace.com/oceansgrunge

No hay comentarios:

Publicar un comentario