SANTOS DE GOMA


SANTOS DE GOMA La suma de los factores sí altera el producto. Santos de Goma es un ejemplo de ello. Un proyecto en el que participan músicos con una brillante trayectoria, que coinciden en una serie de gustos y de influencias afortunadamente evidentes que sirven para dar un resultado brillante, certero y sabio. Ellos dicen que el largo y concienzudo proceso de elaboración tiene algo de cubano. Es decir, de una parte teórica previa (su cultura musical es evidente pero no cae en una erudición vacua ni pretenciosa) y con un una especie de técnica del cut up, de collage inconsciente en el que hay un regusto del mejor George Harrison, de los Kinks más acertados o de los Who más inspirados. Canciones de esas que te alegran el día, de las de tararear al volante murmurando el estribillo, por supuesto, con ese toque de elegancia no impostada (a ellos les sale sin querer) de adoradores de Gainsbourg que también han oído a Kraftwerk o Pierre Henry. Música ligera... sí, pero con esto no hablamos de superficial. Para llegar a la esencia, a esa ausencia de cargas hay que saber cómo deconstruir y saber lo suficiente como para desaprender lo aprendido. Ellos lo saben. Tanto Conde (a la voz, guitarra acústica, teclados y programaciones), como Isra (en la guitarra y coros), Claudio (batería y coros), Álvaro (bajo y coros) o Tristán (guitarra y coros) han demostrado más que de sobra que les sobra talento, pero es muy de agradecer que tengan el savoire faire de no demostrarlo todo el rato. También llama la atención que una era en la que el disco empieza a ser un objeto casi arqueológico, en la que algunas grabaciones da la impresión de que están capturadas con el grabador del Iphone, se hayan preocupado de buscar un productor, Pachi Delgado (Alis) o de entrar en Sonoland para que el mastering lo hiciera Daniel Altarriba. Todo ello con un envoltorio a cargo de Nacho Gabrielli. Cuidado, sencillo, con charme... con luz para, como recomiendan ellos, alejar las sombras. Silvia Grijalba


FUENTES


PAGINA MY SPACE DE SANTOS DE GOMA

No hay comentarios:

Publicar un comentario